Laboratorio de creación- Escuela universos / currículos invisibles

 Artista invitado: Nicolás Paris

Mediación y registros: Georgina Montoya



¿Cuándo ocurre el aprendizaje colectivo?

Esta fue la primera pregunta-reflexión que nos compartió el artista Nicolás Paris, en el laboratorio de creación que se llevó a cabo en las instalaciones del Centro cultural del Banco de la República de Pereira en alianza con la Maestría en Estética y Creación.

Con esta reflexión abrió un portal interdimesional, donde creamos conexiones a través de la palabra, como una especie de espacio ritual, para empezar a conocernos y dar sentido a un encuentro que tendría lugar durante dos días; un tiempo en el que compartimos estrategias pedagógicas colectivas que tenían como punto de partida la experimentación y la búsqueda de formas que posibilitaran poner en juego experiencias comunes y compartidas, para cuestionar esquemas y conceptos preestablecidos desde nuevas lecturas.

¿Cómo abrir portales interdimensionales? 

Creo que una de las experiencias más interesantes del laboratorio fue, precisamente, permitirnos imaginar escenarios posibles, a través de detonantes que se mezclaban con diferentes disciplinas y vivencias individuales, para construir un espacio de confianza e intercambio.

Confiar en el proceso. NP

A partir de un ejercicio de Chi Kung (trabajo con la energía vital), nos preparamos para sacar chispas.


La escuela es un universo. NP

A través de las chispas empezamos este espacio de co-creación, donde el uso de la palabra como material plástico, se convirtió en uno de los puntos de inflexión de las prácticas creativas. “Las palabras que me están usando a mi, están con ustedes también, porque yo soy muchos, no soy solo mi cuerpo o mi nombre, también soy otros sujetos. La palabra es un proceso de comunión, es un momento en el que nos estamos entendiendo, pero siempre sensible, siempre en constante cambio”.



Y así conectamos con la espiral, como figura que nos permitió encontrar nuestro centro, en el sentido de recordar el por qué estamos aquí, no solo en términos humanos, sino también en comunión con la naturaleza.  



Si la palabra conforma el mundo …………………………. el tejido de estas es el sentido de la narración. Las palabras son el tejido del mundo.

Definir una cosa es hacerla / hacer es definir el mundo

Descontextualizar las herramientas y volverlas otras

El examen o la evaluación como una experiencia

Imaginar aquello que no ha sucedido

Un museo es una escuela multi-nivel

Aprender es vivir despacio

Crear oximorones

Abrir ventanas

Crear desvíos

Fluir 

No permanecer en un solo lugar ……………


Una hoja se vuelve un cultivo, una red, un árbol, varios árboles; la tirada de un dado se vuelve una palabra, materia prima, y mapa; todo se vuelve un agujero negro a través de que experimentamos la escala donde estamos parados, triangulando con las abuelas…

Todo para explorar aquello que no entiendo–siempre con tijeras. 


Un árbol es la lenta explosión de una semilla (Bruno Munari)

tres hojas y una tijera fueron suficientes para imaginar mundos posibles.